Rapport en el modelo de Coaching Integral consiste en observar y comprender la relación que tienen las palabras y el lenguaje no verbal con el mapa del coachee. Implica acompañar constantemente en una relación que construye confianza, armonía y cooperación, entendido como proceso sistémico. También reconocer cuál es el sistema representacional que utiliza el coachee para que el coach adecúe sus palabras a su manera de emplearlas. Es decir, a través de la observación, el coach amoldará su lenguaje al lenguaje del coach.

Por ejemplo, si se trata de una persona visual, buscará hablarle con un lenguaje que utilice elementos visuales. Si para el coachee la religión ocupa un lugar importante, el coach respetará el mapa del coachee y trabajará a partir de él sin imponer sus propias creencias.
Para esto será esencial realizar preguntas hasta completar la información faltante, dado que la información de la estructura de superficie a veces no basta para comprender el mensaje.

Cuando hablamos de rapport, nos referimos también a comunicación no verbal, pues tiene relación con el lenguaje corporal y el tono de la voz. Para una comunicación efectiva es importante aprender a observar el lenguaje corporal y el tono del coachee, y con esto generar empatía con él, puesto que es esencial igualar el mapa del coachee.

Esto es posible mediante la observación y el acompañamiento sutil de sus movimientos y gestos, en tanto, nuestro lenguaje no verbal será nuestra primera aproximación al mapa de otra persona.

Si una persona varía su comportamiento, el otro tenderá a seguirlo, por ejemplo, en el ritmo de la respiración, o si hemos iniciado una conversación con un ritmo acelerado, basta que uno de los dos disminuya su ritmo para que el otro lo siga.

Se puede acompasar en:

  • La fisiología.
  • La voz.
  • El estilo de lenguaje y pensamiento.
  • Las creencias.
  • Las experiencias.
  • La respiración.

Rapport 2