La esencia del Modelo de Coaching Integral ICI, se basa fuertemente en la Programación Neurolingüística (PNL) desarrollada por Richard Bandler y John Grinder, incluyendo los importantes aportes realizados posteriormente por Robert Dilts. Desde este modelo,se plantea que no existen más que representaciones de la realidad ¿qué significa esto? Lo revisamos a continuación.  

Nuestra experiencia primaria proviene de la información que nos entregan nuestros sentidos. Cada sentido es un sistema de percepción distinto. Los sistemas representacionales son visual, auditivo, kinestésico.

Por lo tanto, no hay experiencia verdadera del mundo, solo representaciones que nos dan un mapa, una aproximación parcial a una realidad inabarcable. De hecho, es imposible para el ser humano tener una experiencia que no sea experimentada a través de al menos uno de los sistemas de percepción.

En la medida en que la conducta es una secuencia de representaciones internas que generan una respuesta particular, es posible alterar la organización de esa secuencia.

Para efectuar estos cambios, resulta vital conocer de qué manera el Coachee almacena la información asociada a una conducta específica. En general, una secuencia de representaciones internas está almacenada de acuerdo a una modalidad en particular.

Existe tendencia a considerar que nuestra manera de actuar es “nuestra”, como si una invariable actitud perdurara en nosotros a lo largo de toda la vida.

El Modelo de Coaching Integral ICI parte de la base que sí es posible cambiar nuestro comportamiento, ya que el ser humano es susceptible de constantes desarrollos.  En este desarrollo constante radica la libertad de ser como queremos ser.

El hecho que la conducta no esté asociada a verdades sino a representaciones internas, nos explica la gran variedad de comportamientos y las distintas connotaciones que una misma conducta recibe dependiendo de la cultura en que esta se produzca.

La apreciación de una conducta solo existe al interior de una cultura y un contexto particular, pero una conducta no tiene un valor negativo o positivo en sí. Por lo tanto, el Coach ayudará al Coachee a evaluar una conducta en relación a su objetivo y a su entorno, sin enjuiciarlo a partir de reglas ajenas a su experiencia. 

Libertad de Ser