El Diplomado de Coaching Integral es un modelo de modelos y se basa fuertemente en la Psicología Integral, la Programación Neurolingüística y en la Hipnosis Ericksoniana, entre otros modelos y disciplinas.

Si bien, el Metamodelo  busca precisar la experiencia del coachee y traer el máximo de información posible al “consciente”. Podríamos decir que el Modelo Milton actúa de manera inversa, puesto que busca estimular nuevos procesos e integrar elementos en el “inconsciente” del cliente.

¿De donde nace el Modelo Milton?

Milton Erickson es considerado el padre de la hipnoterapia moderna.

Sus enseñanzas han estimulado a muchos a seguir su camino para ayudar al prójimo. Guiados por estas historias de muchos de sus discípulos directos, Bandler y Grinder se aproximaron al gran maestro solicitándole la posibilidad de aprender de su estructura de comunicación. De este estudio surgió lo que ellos acuñaron como los “Patrones de Milton”.

Este es un modelo hipnótico cuyo objeto es establecer una comunicación con los procesos inconscientes de las personas.

Se trata de un modelo lingüístico que te permite comunicar de forma realmente persuasiva con los demás.

Al utilizarlo, con habilidad, puedes producir trances o hipnosis en otros -para ayudarle a resolver sus problemas y superar sus limitaciones- en una conversación corriente y casual, o mientras te tomas un café con ellos. Sin que esas personas sepan lo que está ocurriendo.

Con esta técnica lo que se logra es que el subconsciente del interlocutor capte un mensaje "subliminal". Por ejemplo, es posible que usted esté relacionado con el ámbito de los negocios, ¿cómo convence o persuade a sus clientes? ¿Le resulta fácil? Hay quienes ocupan diversas técnicas de persuasión, pero sin ser conscientes de ello.

Milton Erickson utilizaba el lenguaje de forma consciente para inducir estados hipnóticos. El “hablar vago” permite a los oyentes dejarse llevar, perderse en sus pensamientos, dejar vagar a la mente, barriendo con los obstáculos para llegar al trance eficazmente.

El modelo Milton es opuesto al Metamodelo, mientras uno busca la ambigüedad el otro se basa en la capacidad de utilizar el lenguaje de forma precisa, exacta y detallada.  

Por ejemplo, para alentar al Coachee se podría decir: ¡muy bien! ¡así es!